UNIVERSIDAD POPULAR MADRES DE PLAZA DE MAYO

Vicente Zito Lema: “Aspiramos a generar prácticas pedagógicas más solidarias, más fraternales, más justas y menos competitivas”

 

Por Luis Raúl Calvo

 

No hace mucho tiempo tuvimos la oportunidad de conversar con Vicente Zito Lema. En aquella ocasión, las temáticas abordadas tuvieron que ver con su vida artística, el exilio y el lugar en que se encuentran ubicados los intelectuales en nuestra sociedad actual.
Hoy, un hecho significativo nos vuelve a reunir con él: la creación de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, en la cual ocupa el cargo de Director académico.

¿Cuándo y cómo surge el proyecto de crear la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo?
Yo creo que como suele pasar en todo proyecto, en un momento se fusionaron distintas necesidades, distintos intereses, distintos sueños. De alguna forma, y esto no quiero que se interprete como algo arrogante, tal como sucedieron las cosas, esto se inicia a partir de un sueño mío.

¿Cómo era ese sueño?
Hace años tenía el sueño de organizar algo más que un centro cultural, algo así como un espacio de reflexión, de enseñanza, de aprendizaje, que pudiera tener un perfil homogéneo.
En lo personal vengo de una larga práctica como docente universitario y como docente en escuelas de Psicología Social, en realidad, desde el año 1970.
Uno siempre ha sido parte de proyectos ajenos. En el caso de la Universidad, nunca pude sentir que esa Universidad fuera mia, mía en el sentido de estar incorporado a un proyecto que me involucrara a fondo, porque por más que yo defienda las instituciones publicas, más en estos tiempos en que son tan atacadas también tengo claro que como toda institución publica, responde al poder político de turno.
En este país está instalado en el poder un sector intelectual muy fuerte que con distintos discursos responde siempre a una práctica de la cultura que yo llamaría Cultura de la Muerte , no de una cultura que apunte a un profundo cambio social para poder organizar una sociedad más justa, menos antropofágica que la que estamos viviendo.
Se da, que el año pasado en una charla que tengo con las Madres de Plaza de Mayo, ellas me cuentan de ciertas dificultades que estaban pasando, me di cuenta que se sentían mal y pensé en reparar esto, de la forma en que yo puedo hacerlo. Yo veía que los intelectuales y los artistas en general no estaban aportando a la causa de los derechos humanos con el vigor de otras epocas.
Se me ocurrió, entonces, organizar un seminario- que fue todo un éxito- sobre el analísis crítico de la realidad argentina desde el ´84 hasta nuestros días.

¿Dónde se realizó el seminario?
En la librería de las Madres, que tiene una capacidad para 150 personas, pero que fue todo un éxito porque participaron intelectuales destacadísimos de distintas disciplinas, como Ulloa y Pavlovsky en el campo de la salud mental, León Rozitchner y Enrique Marí en el campo de la filosofía, David Viñas y Ricardo Piglia en el campo de la literatura, Luis Felipe Noé y León Ferrari en el campo de las artes, Pino Solanas en el campo del cine.
Ahí me vino la idea de poder encontrarnos- ví mucho entusiasmo en ellos- con gente que nos queremos mucho y con quienes nos conocemos desde hace tantos años. Lo conversé con las Madres y les propuse la idea de organizar una humilde pero coherente universidad popular y ellas aceptaron.
Siempre digo que tenía un gran sueño pero no tenía las fuerzas para poder hacerlo realidad y encontré en lo de las Madres una tierra apta para que ese sueño se concretara. Ya no era sólo mi pequeño sueño como sujeto individual sino que se hacía realidad un sueño que podía representar a un sector importante de nuestra sociedad.

Antes de la creación de la Universidad hubo unas jornadas previas ¿no es así?
Claro, porque ya con la idea de la creación de la Universidad se me ocurrió seguir gestando pasos previos y así fue como llevé a cabo las jornadas de verano como jornadas preparatorias para la creación de la Universidad. También fue un éxito, más de 700 personas pasaron por esas jornadas.

¿Qué temas se trataron?
Se trataron temas de la realidad inmediata pero también temas de la realidad más profunda. Se realizaron seminarios sobre salud mental, violencia y sobre arte y sociedad.

¿Dónde se encuentra ubicada la Universidad?
En la calle Hipólito Yrigoyen 1432, está la casa de las Madres, al lado la librería y al lado la Universidad popular. Con el apoyo de grupos de rock y de la gente se compró la casa. Para la refacción del espacio -ya que la casa estaba bastante deteriorada- se utilizó el dinero recaudado en las jornadas de verano en las que la gente pagó una pequeña cuota mensual pero que multiplicado por la numerosa cantidad de asistentes y el hecho de que los docentes donaran sus honorarios, posibilitó llevar a cabo la obra.
También contamos con el apoyo de algunas universidades europeas como la Universidad de Salamanca y la Universidad del País Vasco que generosamente nos han apoyado y lo seguirán haciendo.
Se sumó a esto el premio que las Madres de Plaza de Mayo recibieron de la Unesco sobre la educación por la paz, premio que cuenta también con una retribución económica.

¿Con cuántos alumnos cuenta la Universidad?
El ciclo lectivo se inició en abril con seiscientos alumnos.

¿Qué carreras se dictan?
Tenemos la Escuela de Psicología, la Escuela de Investigación Periodística, la Escuela de Arte, la Escuela de Economía Política y la Escuela de Derechos Humanos. Son cinco carreras de tres años de duración, menos la carrera de Psicología Social que dura cuatro años.
Después tenemos los seminarios anuales: el seminario de Educación Popular, el seminario de Lectura Crítica del Capital de Marx, el seminario de Psicoanálísis, Capitalismo y Marxismo y el Seminario de Literatura y Política.
Por otra parte se dictan talleres de arte, tenemos el taller de arte mural y callejero, el taller de cine documental y el taller de fotografía.

¿Con qué estudios se accede a la Universidad?
Por ser una Universidad Popular y trabajar nosotros con la idea de Pichón Riviere, no queremos que haya impedimentos para el aprendizaje, por eso no pedimos ni que tengan que tener sexto grado aprobado. Lo único que pedimos es una especie de compromiso ético con el amor a la sabiduría y un compromiso de conciencia crítica con el cambio social. Esto se lo decimos a la gente cuando se anota y realmente ellos se comprometen, porque nosotros hablamos de un compromiso ético, no hablamos de partidismos políticos, ya que se podrá acordar con las Madres, se podrá criticarlas pero bien sabido es que ellas no participan de ningún partido político y que no han sido candidatas políticas a nada.
Cuando egresan, los alumnos tienen el título propio de la carrera que cursan, que lógicamente no están reconocidos por el Ministerio de Educación, porque acá pueden ingresar sin haber cumplimentado los estudios primarios y/o secundarios.
De todos modos, en esta Universidad hay un riguroso rigor académico que garantiza que la gente tenga condiciones de aprendizaje superiores a las que se dictan en las escuelas secundarias e incluso en las otras Universidades, porque es importante destacar que nuestros docentes son docentes universitarios y no docentes que recién se inician, gran parte de ellos ya te los nombré porque participaron de los seminarios previos a la Universidad.

¿Qué arancel pagan los alumnos?
Pagan $25 por mes el que pueda, hay una cantidad de alumnos que por distintas causas no pueden pagar y no lo hacen.

Vos cumplís el cargo de Director académico…
Exacto, tengo la responsabilidad sobre los programas, sobre los docentes, sobre la organización completa de los planes de estudio, de lo que se dicta.

¿En qué días y horarios se desarrollan las actividades?
Las carreras y seminarios se dictan de 19 a 22 horas y todo lo que tiene que ver con arte de 16 a 19 horas, de lunes a viernes. Aquellos que estén interesados en tomar contacto con la Universidad pueden llamar a nuestro teléfono que es 4384-8693. La inscripción para el 2001 comienza en diciembre de 2000 y culmina en abril de 2001.

Es muy importante el reconocimiento y apoyo de las universidades europeas que citaste anteriormente…
Es muy importante. El día de la inauguración de la universidad vinieron especialmente el rector y el vicerrector de la Universidad de Salamanca, la universidad más antigua de lengua española, con 800 años de antiguedad. Ellos revisaron todos nuestros programas, nuestros planes de estudio, los antecedentes curriculares de nuestros docentes y recién ahí firmaron el convenio.
Por último quiero señalar que todos nuestros alumnos cursan los días viernes materias de Derechos humanos y de formación ética y filosófica. Esta formación humanística también está dada por profesores de gran prestigio de nuestro país, de Latinoamérica y de Europa.
Nosotros no tenemos examen como en las universidades, pero los docentes están muy encima de la gente, hay autoevaluación, evaluación grupal de alumnos con alumnos y evaluación pública con una especie de asambleas coordinadas por los propios docentes, donde se discute todo, quienes van a aprobar y quienes no, son todas instancias muy democráticas.

Vos sabés Vicente que en nuestra revista la poesía ocupa un lugar muy destacado. ¿Qué les dirías a los poetas en este nuevo milenio que se acaba de iniciar?
La poesía… Uno busca las palabras más precisas del mundo para que el mundo entero las pueda leer, este es el gran desafío del poeta. Salir del lugar común, recrear la palabra, pero luego si es un gran poeta va a tener el deseo de que su discurso sea comprendido por el otro, es una difícil conjunción. Sólo los grandes poetas de la humanidad logran discursos de ese nivel pero a su vez logran ser leídos, Shakespeare, Borges, Paul Eluard, André Breton, Whitman son leídos.

Como la poesía, esta niversidad es una bella aventura…
Sí, es cierto, es una bella aventura.

Deja una respuesta